Reconectar con la naturaleza – respirando el proceso

Es difícil resumir algo que me ha enseñado tanto en tan poco tiempo, pero intentaré escribir sobre lo más resaltante de él en mí: EL YOGA.

Me considero una persona fuerte con muchas ganas de superarme siempre. Suelo vivir en una batalla constante contra mí misma. En pocas palabras: “una batalla de superación”, siempre buscando ser la mejor versión de mí misma.

Esto lo he considerado siempre algo positivo, aunque en ocasiones me he sentido vacía. Me faltaba apreciar todo lo que he logrado en el camino. Aplaudirme y quererme.

Es exactamente esta la mayor lección que me ha traído el yoga, esa que me ha hecho preguntarme ¿de que vale llegar tan alto (cada quién con sus diferentes alturas), si no me he disfrutado el proceso?  ¿Vale la pena apresurarse?

Y la respuesta que viene una y otra vez durante mi práctica cuando estoy frente al mat es que la mejor versión de ti misma sólo se logra disfrutando del proceso, un proceso constante pero calmado.

R E S P I R A R el proceso.

Gran parte de ello es gracias a la influencia que tuvieron mis padres, los Natural Walkers en mi. Siempre se encargaron de que mantuviésemos vivo lo que es “la importancia del valor de las cosas”, de disfrutar y vivir intensamente lo que tienes.

Recuerdo muy bien un paseo que marco parte de mi adolescencia. Nos fuimos con un grupo de yoga organizado por Natural Walkers a Galipan, una montaña hermosa en Venezuela, a despejarnos un fin de semana entero y disfrutar solo y únicamente de la naturaleza y de la compañía que teníamos. Un despeje de la rutina. Pues momentos así son los que siempre lograron enseñarme ese balance en la vida. Cosa que siento que hoy en día el hombre busca tener.

Aprecio y rindo un homenaje a la naturaleza y a todas las personas que con su esfuerzo , dedicación y empeño se dedican a mostrar y enseñar a  aprecia la naturaleza, y me uno a ellos. Es por eso que hoy por hoy soy Giulia del Arco, una Natural Walker!

 Seamos @naturalwalkers

por¨: Giulia del Arco